Es muy posible que últimamente hayas oído hablar de los productos zero waste o el estilo de vida zero waste, a través de redes sociales o en algún medio de comunicación. Se trata de una tendencia en auge, que afortunadamente interesa cada día a más personas debido a todo lo positivo que encierra. Pero, a simple vista puede parecer algo complicado y muy sacrificado. Empecemos por marcar los objetivos… ¿Qué tal si te hablamos de reducir los residuos que generas en tu día a día o de intentar llevar una filosofía de vida sostenible? Parece que comenzamos a entendernos, ¿verdad? Pero el zero waste es mucho más que eso. ¿Tienes un par de minutos? Te prometemos que este post no te va a dejar indiferente. ¡Empezamos!

Vivir sin plástico, ¿una misión imposible?

El movimiento zero waste (cero residuos en castellano) nació hace unos años en Estados Unidos impulsado por catástrofes como el cambio climático o el efecto invernadero. La premisa fue clara: Nos estamos cargando nuestro planeta y por suerte o por desgracia, no tenemos más que uno. ¡Toca ponerse manos a la obra para darle la vuelta a la tortilla!

Así surgió un movimiento ecológico traducido en una nueva filosofía de vida, enfocada directamente a reducir radicalmente la cantidad de residuos perjudiciales para el medio ambiente que generas en tu vida. Y dirás, ¡eso es imposible! Una cosa es reciclar y otra rechazar cualquier tipo de consumible hecho de plástico o un material similar. No nos vamos a engañar a estas alturas, al principio fácil no es, pero te aseguramos que de imposible no tiene nada. De hecho, cuanto más escuchamos decir que es imposible, más fuerzas y ganas nos entran de seguir demostrando lo contrario. Ciudades como San Francisco implantaron esta forma de actuar en sus instituciones y programas de gobierno, y lo están consiguiendo. Si una ciudad entera ha sido capaz de dar el paso, ¿de verdad no vas a atreverte?

¿Podemos vivir sin plásticos?

El zero waste no significa no generar absolutamente nada de basura. Tampoco queremos que conviertas tu casa en el vertedero municipal, no nos malinterpretes. Lo que se trata es de que toda la basura que vayas originando a lo largo de tu rutina esté compuesta de residuos biodegradables. Además, tus comportamientos diarios o tu lista de la compra también deben responder a esa conciencia medioambiental. No olvides que cada detalle cuenta, incluso la procedencia de los alimentos que consumas y la cantidad de medios de transporte utilizados para llevarlos a tu mesa. La idea es poco a poco ir diciendo adiós a todo lo que implique plástico o contaminación innecesaria. Y eso, ¿cómo narices se consigue?, te preguntarás. No te preocupes que también vamos a contártelo.

Los mejores productos Zero Waste

Tú también puedes incorporar el Zero Waste a tu vida

La clave está en realizar un análisis previo antes de comenzar a tomar decisiones. ¿Qué tipo de productos serían los que deberías comenzar a sacar de tu lista de la compra? No te agobies porque la lista inicial puede resultar un poco abrumadora. Por desgracia, vivimos en una sociedad que parece tener un matrimonio inquebrantable con la industria del plástico. Pero, ¿verdad que cuando las cosas no funcionan lo mejor es cortar por lo sano? 

Una buena forma de empezar es pensar en todo lo que sueles hacer un día normal desde que te levantas hasta que te acuestas. Empieza a enumerar… ¿qué productos no biodegradables consumo a lo largo del día? El baño o la cocina suelen ser el epicentro del problema: bolsas de plástico, productos de limpieza no biodegradables, botellas y más botellas de plástico, cosméticos, aseo personal… ¡hasta el maldito cepillo de dientes es de plástico! No desesperes, no hace falta arrancar con un cambio radical. Tampoco queremos que cambies tu vida por completo de un día para otro. La clave está en ir tratando de coger nuevos hábitos e incluir nuevos productos biodegradables en tu rutina poco a poco.

¿Qué te parece comenzar vetando por completo de tu lista de la compra aquellos productos que estén envueltos en plástico? La fruta, la carne, el pescado… Seguro que conoces tiendas de comercio local donde no los presentan siempre envueltos en plástico. O incluso puedes ser tú quien le diga al frutero que prefieres utilizar tu bolsa reutilizable personal. No parece tan difícil, ¿verdad?

La segunda semana, por ejemplo, puedes empezar a incorporar envases reutilizables a tus hábitos diarios. Una buena forma de conseguirlo es mediante las compras a granel. Sabemos que los supermercados convencionales ofrecen un montón de productos en envases de plástico. Sin embargo, comprando a granel podrás envasar todos esos productos en tus propios tarros de cristal, que, además asegurarán una mejor conservación. Por no hablar, de que seguramente la compra te salga mucho más barata… ¡Vaya! Pues parece que además de cuidar de nuestro planeta el reutilizar envases esconde más ventajas que hasta ahora pasaban inadvertidas. Las bolsas reutilizables también son una alternativa fácil de incorporar a tu rutina ¡Seguimos!

Bolsas de tela

Tercera semana, vas sintiéndote cada vez más cómodo con esta nueva forma de vida. Te das cuenta de que cumplir los objetivos no es tan complicado. Y para que engañarnos, saber que estás haciendo de este mundo un lugar un poquito más sostenible mola y mucho. Seguramente haya llegado el momento de dar el siguiente paso, los productos de higiene personal. ¿Conoces alguna tienda online zero waste en España?

La mejor tienda Zero Waste en España

Desde champú sólido a cepillos de dientes de bambú

Gracias a las facilidades que te brinda internet, convertirte en una persona zero waste es mucho más fácil. Hoy en día conseguir estropajos de origen natural, algodón orgánico o jabón sólido es tan fácil como pedirlo online y recibirlo en casa a los pocos días.

La variedad de productos zero waste abarca desde cosmética sólida a higiene bucal con los exitosos cepillos de dientes de fibra de bambú. ¿Buscas un champú sólido de origen natural? Esponjas, peines, cepillos… ¡Hasta bastoncillos para los oídos! El abanico es cada vez más amplio.

Ya no tienes excusas para no sumarte al zero waste y empezar a cuidar tu planeta cada día. Nunca lo olvides, cada pequeño detalle cuenta y es importante para que entre todos podamos luchar por conseguir un mundo mejor. ¿Te animas a sumarte al cambio?

Be the difference

owaon.com

Los comentarios están inhabilitados.